Ojos muy abiertos

A veces estar despierto a altas horas de la noche no es nada placentero.

Intentaré dormir. Aunque, a decir verdad, algo inverso sucede en mi sistema: tantos desvelos no hacen mas que provocarme más insomnio. Entablado, dicen en el barrio.

Pero no pierdo lo sueños.

Ahora, antes de dormir, escucho con sonido muy bajito una canción de una banda originaria de un pais que probablemente nunca conoceré.

Hasta mañana (o después).